¿Qué son los chakras?

La influencia de la cultura del Oriente sobre los hijos del milenio, ha propiciado un cambio favorable en el enfoque de la medicina occidental. Una visión holística sobre padecimientos y enfermedades, abre el abanico de posibilidades remplazando a esa medicina que solía llenarnos de fármacos. Ahora, sabemos que la alimentación, el ejercicio, la adopción de un pensamiento positivo y de una actitud responsable, forman parte del proceso curativo y/o preventivo.

Es en este contexto que el tema de los chakras vuelve a despertar curiosidad.

A partir de las teorías de Einstein, sabemos que somos energía. La energía está compuesta de átomos y de esos átomos están hechos nuestros cuerpos y todo lo material. El entorno, la naturaleza y lo que nos rodea, se componen también de energía, formando así una gran corriente que alimenta y alberga todo.

Nuestro cuerpo está conectado a esa energía a través de vórtices, ordenados a lo largo del cuerpo, desde el tronco a la cabeza. Acorde a las antiguas escrituras hinduistas, estos vórtices son llamados chakras, palabra que desciende del antiguo sanscrito y significa rueda.

Los chakras, son círculos de energía que mantienen la vibración del cuerpo físico y, al mismo tiempo, sirven de puente entre la conciencia y el mundo material. Cada chakra, es un centro de acopio de energía: da y recibe. Cada uno, responde a un sonido particular y a un matiz de color.

Los encontramos subiendo desde el pubis, donde se inician con el primer chakra -el chakra raíz- hasta llegar a la coronilla, lugar del séptimo chakra. Su forma ovoide/ redondeada, se asemeja a una espiral moviéndose en el mismo sentido que las manecillas del reloj.

Cada chakra alimenta un grupo de órganos y sistemas del organismo, al mismo tiempo que nos conecta con el entorno. He ahí su vital importancia.

La medicina occidental moderna ha comprobado que, efectivamente, el cuerpo tiene lugares dónde hay una mayor concentración de energía y, “coincidentemente”, resultan los mismos donde se ubican los chakras.

La medicina tradicional del Oriente, coincide en afirmar que chakras limpios, desbloqueados y equilibrados, resulta fundamental para la buena salud. A partir de tan importante enseñanza…¡¡qué maravilla que exista otra posibilidad de prevenir padecimientos y enfermedades!! Llegará el día en que nos veamos libres de ellas.

¡Hasta la próxima!