No hay Mujeres en la Conversación sobre Mejores Directores al premio Oscar, y es frustrante saber que el silencio continúa
FUENTE: Scott Olson/Getty Images News/Getty Images

No hay Mujeres en la Conversación sobre Mejores Directores al premio Oscar, y es frustrante saber que el silencio continúa

La temporada de premios está sobre nosotros una vez más, y con las controversias del año pasado como ser el hashtag #OscarsSoWhite (#PremiosOscarTanBlancos, en español), muchos están esperando que en los Premios Oscar 2017 se vea más diversidad cuando se trata tanto de mujeres como de personas de color. Pero al juzgar desde los contendientes, hasta el momento, para la categoría a Mejor Director, por lo menos, no parece que haya mucha inclusión sobre la mesa. Como de costumbre, los directores en conversación para el prestigioso premio son todos hombres, a pesar de que existe un buen número de películas dirigidas por mujeres que obtuvieron gran éxito este año. Películas como “13th” de la directora Ava DuVernay; “La Reina de Katwe” de la directora Mira Nair; y “American Honey” de la directora Andrea Arnold, han ganado una alabanza crítica muy alta, pero eso no se ha traducido en obtener puntos en la conversación sobre Mejor Director, dejando nuevamente una categoría dominada por los hombres.
De acuerdo a muchos expertos sobre los Premios Oscar, los directores masculinos en la discusión para una posible nominación al Mejor Director este año incluyen Damien Chazelle por su película “La La Land” (“La Ciudad de las Estrellas”, en español); Kenneth Lonergan por su película “Manchester by the Sea”; Denzel Washington por su película “Fences”; Martin Scorsese por su película “Silence”; Pablo Larraín por su película “Jackie”; Barry Jenkins por su película “Moonlight”; Jeff Nichols por su película “Loving”, y Denis Villeneuve por su película “Arrival”, además de otras dos posibilidades: Ang Lee o Clint Eastwood por sus películas “Billy Lynn's Halftime Walk” y “Sully” respectivamente.

Pero a medida que los nombres de los directores giran, una constante ha permanecido igual: ninguno de los cineastas en conversación son mujeres.

Las mujeres directoras de largometrajes no tienen un gran historial en los premios de la Academia. Sólo cuatro mujeres en la historia han sido nominadas para el trofeo de Mejor Director. La primera fue Lina Wertmuller por su película de 1976 “Seven Beauties” (“Siete Bellezas”, en español); seguida por Jane Campion por su película de 1993 “The Piano” (“La Lección de Piano”, en español); Luego vino Sofia Coppola por su película de 2003 “Lost in Translation” (“Perdidos en Tokio”, en español); y la muy digna y eventualmente primera ganadora del premio, Kathryn Bigelow, quien se llevó el Premio a casa en 2010 por su película “The Hurt Locker” (“Vivir al límite”, en español). Sin embargo, no solamente ninguna mujer ha ganado el premio desde entonces, sino que ninguna mujer ha sido nominada desde la victoria de Bigelow. Para darle un poco de perspectiva a este punto, David O. Russell ha estado nominado tres veces desde el premio a Bigelow, y Alexander Payne; Martin Scorsese, y Alejandro González Iñarritu, han estado nominados dos veces.

Y no es por la falta de mujeres que dirijan películas dignas de un Premio Oscar. En 2014 se excluyó a Ava DuVernay por su criticada película “Selma: El Poder de un Sueño”, y se ignoró Angelina Jolie con su prestigiosa película “Unbroken”. En 2015, la categoría de Mejor Dirección pudo haber incluido a Marielle Heller con su película “Diario de una Chica Adolescente”, pero en su lugar todas las nominaciones fueron nuevamente para hombres. ¿Qué nos da esto? El problema es cuestión de percepción tanto como de números. No solamente hay menos mujeres dirigiendo en Hollywood que hombres, sino que a menudo, se considera que las directoras producen películas con “inclinación femenina”, las cuales pueden ser vistas con “menor prestigio” a los ojos de los críticos y de la Academia. Luego, añadimos a todo esto el hecho de que las nominaciones a la categoría de Mejor Dirección son elegidas por una rama de directores de la Academia que en su mayoría está conformada por hombres (De acuerdo a la revista Forbes, en 2014, menos del 10 por ciento de la rama de directores eran mujeres). Agradecidamente, como lo indica Deadline, las iniciativas de diversidad que llevó a cabo la Academia este 2016 significaron que el 58 por ciento de sus 92 directores invitados eran mujeres, así que esa estadística parece estar mejorando.

Jamie McCarthy, /Getty Images Entertainment/Getty Images

En algunas categorías, tales como Películas de Lengua Extranjera y Mejor Documental, las directoras mujeres están mejorando significativamente, pero todavía no es suficiente. De acuerdo a un estudio realizado en 2014 por el Instituto Sundance y por la Iniciativa de Mujeres Cineastas – Mujeres en Cine, las mujeres dirigen 34.5 por ciento de los documentales versus un 16.9 por ciento de los filmes narrativos. En 2015, Liz Garbus y Amy Hobby, co-directoras de la película “What Happened, Miss Simone?” fueron nominadas en la categoría de Mejor Documental. Laura Poitras, directora del documental “Citizenfour”, ganó el premio al Mejor Documental a principios de este año. Luego, en el mundo del Cine Extranjero, en este 2016 se vio nominada a Deniz Gamze Ergüven, con su película “Mustang: Belleza Salvaje”, a Mejor Película Extranjera. Las presentaciones de lengua extranjera para 2017 son 19 por ciento dirigidas por mujeres, con éxitos como el de Maren Ade, con su película “Toni Erdmann”, compitiendo por el premio. Y las presentaciones de documentales son aún más, con el 30 por ciento de la dirección de mujeres. Hay algunas películas de alto perfil en esa categoría también, tales como el documental “13th” de DuVernay, y el documental “Camarógrafo”, de Kirsten Johnson.

Pero, aunque estos filmes pueden ser elegibles, las posibilidades de que cualquiera de estos y sus directores logren su camino hacia las categorías de Mejor Imagen o Mejor Dirección son escasas. Es muy raro que se consideren a las películas extranjeras o a los documentales para estas categorías. Y aunque quienes están en disputa pueden rotar semana a semana, no hay películas de alto perfil o "prestigiosas" dirigidas por mujeres que aún estén a estrenarse en los próximos meses. Tal vez en 2018 veamos un cambio, pero hasta entonces, las directoras mujeres continúan siendo excluidas de las conversaciones sobre los Premios Oscar.