Kim Kardashian asistió a la Fiesta de Cumpleaños de Kendall Jenner, pero todavía anda con cuidado

Después de semanas de silencio tras el robo del cual Kim fue víctima, poco a poco, mi estrella favorita está retornando al mundo público. Puede que ya se haya aventurado en público durante las últimas semanas, pero su última aparición fue aún más dulce. La noche del miércoles, Kim Kardashian y Kanye West fueron a la fiesta de cumpleaños de Kendall Jenner, y aunque definitivamente se desenvolvieron en términos bajos, es lindo ver que ya está empezando a salir en público nuevamente.

De acuerdo a la revista People, Jenner festejó su cumpleaños número 21 exactamente como lo imaginamos, rodeada de amigos, familiares y de un nuevo auto marca Rolls Royce. La fiesta de cumpleaños, bajo el tema de los años 20, se llevó a cabo en el restaurante Delilah en Los Ángeles, y se informa que Jenner estuvo “súper feliz toda la noche”.  Y honestamente, yo también estaría muy feliz si mi regalo de cumpleaños fuese un nuevo y elegante auto. Pero independientemente de sus regalos, parece ser que ella la pasó genial, y es lindo escuchar que algunas de las personas más importantes de su vida pudieron festejar con aquella a pesar de algunos recientes sucesos. Básicamente todos estuvieron ahí, Caitlyn Jenner, su hermana Kylie, y Kim y West también la lograron.

Este no fue el primer avistamiento después del asalto a las Kardashian, el primero fue la semana pasada cuando ella salió a tomar un helado con Jonathan Cheban, antes de ir al concierto de West. Y el martes, Kim y West ayudaron a Cameron, el hijo de Alton Sterling, a celebrar su cumpleaños número 16 en dicho concierto, incluso posaron en una foto detrás del escenario. Pero aunque definitivamente ella se está haciendo más visible en estos últimos días, todavía está siendo un poco precavida, especialmente cuando comparas su cuenta de Instagram de estrella feliz con la actualidad. El resto de la familia llegó a la fiesta de cumpleaños justo cuando estaba empezando y fueron fotografiados al entrar, sin embargo, la revista People informa que Kim y West no llegaron hasta la media noche, y hasta ahora no hay ninguna evidencia fotográfica de ellos.

Pero aunque ella tuvo un perfil bajo, una fuente de la fiesta dijo que parecía que ella andaba de buen espíritu. Esta fuente dijo: “Ellos estuvieron muy tranquilos toda la noche. Kim sostuvo el micrófono por un momento y dijo algo chistoso. Ella se veía muy optimista.”
Parece totalmente intencional que West y ella hayan ido a la fiesta, probablemente quería ver a su hermana en su cumpleaños sin tener que llamar la atención para ella misma. Ella ha estado evitando el foco de la misma manera en la que una vez sumergía en él, y considerando todo por lo que ha estado atravesando, eso no es algo sorprendente en lo más mínimo. Pero es bueno ver que ella no está permitiendo que su traumática experiencia la detenga de vivir su vida, incluso is está causando que ajuste la manera en que la vive.

Y si extrañas a la Kardashian pública tanto como yo, tengo el presentimiento de que vienen muchas más sorpresas en el camino. Puede que haya eliminado su primer mensaje en Facebook desde el asalto, pero no dudo que volverá. Keeping up with the Kardashians finalmente ha reanudado su filmación, y ha pasado un mes desde el ataque. ¿Tal vez veamos más de ella antes de que llegue el 2017?
Espero que Kim se tome todo el tiempo que necesita. Estoy impaciente por leerla en mi cuenta de Twitter nuevamente, pero su bienestar es lo más importante.

Escrito por Nicole Pomarico
Traducido por BoliviaMag