Enormes y Eficaces Proyectos de la empresa Corani para Cochabamba y Bolivia

La empresa eléctrica Corani S.A. es una filial de la empresa ENDE Corporación. La misma opera dos centrales hidroeléctricas que son Corani y Santa Isabel, ubicadas en la provincia Chapare del departamento de Cochabamba.

Corani S.A. es una empresa sumamente importante tanto para Cochabamba como para el país en su totalidad, ya que cuenta con inmensos y exitosos proyectos que trabajan para la Generación Hidroeléctrica así como también para las Energías Alternativas, siempre con mira a proteger y mejorar tanto nuestros recursos naturales, como también nuestro medio ambiente.

En esta ocasión, tu revista digital BoliviaMag conversó de manera larga y tendida con el Ingeniero Carlos Rocabado Z., Gerente General de la empresa, quien nos dio los detalles de todos estos proyectos.

Debido a la información y explicación otorgadas por el Ingeniero, las cuales nos conciernen a todos los bolivianos, decidimos romper los esquemas, presentándote este reportaje bajo las mismas palabras del señor Gerente General.

Introducción al tema

El factor de energía es un factor de progreso y desarrollo de los pueblos, y la energía está directamente relacionada al Producto Interno Bruto (PIB), es decir que cuando una economía crece, necesitamos mayor cantidad de energía. Este es un elemento que el Estado Plurinacional de Bolivia, dentro del plan que tiene hasta el 2025, está desarrollando.

El elemento siguiente que es importante y por lo cual tiene importancia Ende-Corani, es que se ha decidido, en el sector eléctrico, un cambio de la matriz eléctrica, un cambio en virtud a mejorar las condiciones ambientales, un cambio en cuidar nuestros recursos naturales como ser el gas, porque si continuamos como actualmente se está generando en el sector, en un 70% con plantas termoeléctricas y un 30% con plantas hidroeléctricas, implicaría que nos vamos a consumir todo nuestro gas.

Además existen otros inconvenientes como ser que las plantas termoeléctricas no son máquinas eficientes desde el punto de vista energético, desde el punto de vista ambiental, por ejemplo para hacernos una idea, una termoeléctrica en la cámara de combustión llega hasta una temperatura de 1,000 grados Centígrados, y solamente 500 grados se utilizan en el proceso de generación de energía eléctrica, y los otros 500 se los manda al medio ambiente y eso es contaminante.

El precio que estamos pagando por el gas es 1.1 dólares en Millar de Pies Cúbicos, y este mismo gas lo podríamos vender a un precio de ocho a diez dólares al exterior, entonces el compromiso principal es hacer el cambio de la matriz eléctrica, y dentro de esto también están incluidas las hidroeléctricas, las energías limpias, las energías alternativas, y también la generación a través de la energía eólica.

Proyectos para la Generación Hidroeléctrica

La gran importancia de Corani es que tiene el embalse de regulación anual más grande del país. Este embalse está localizado muy próximo a la localidad de Colomi y tiene un volumen útil de 147 Hectómetros Cúbicos. Esa fortaleza de tener una regulación anual nos permite tener una potencia firme en todas nuestras plantas y en todas las proyecciones que tenemos más allá de las que ya se han construido. Es importante también resaltar que la médula o la columna vertebral de las hidroeléctricas es la hidrología, si tenemos buenos estudios en hidrología, más una caída, podemos garantizar una generación constante de energía.

A partir de esto, tenemos una primera planta que es Corani con cuatro Turbinas Pelton de eje horizontal, donde estamos generando 54 Megavatios y está en proceso de construcción una quinta unidad para poder incrementar primeramente la potencia instalada y además tener un elemento que implique seguridad para poder hacer el mantenimiento de las otras cuatro. Nuestra segunda planta es la de Santa Isabel. Una vez que se generan en Corani, esas aguas turbinadas van a un embalse de compensación y finalmente, a través de un túnel de conducción, se lleva a la segunda planta que es justamente Santa Isabel.

Sin embargo, ¿dónde está la importancia de nuestro embalse? Por el tipo de hidrología que tenemos en el hemisferio sur, tenemos un periodo de dos a cuatro meses de intensa precipitación pluvial y después esa precipitación cae a niveles más bajos y se mantiene durante siete a ocho meses hasta el nuevo periodo. Entonces para nosotros es fundamental el embalse porque el aporte sustancial viene del mismo, no viene de los aportes adicionales que tenemos como soporte hidrológico.

En este momento estamos explotando la cuenca del Río Paracti, tenemos ya Corani y Santa Isabel construidas, y están en proceso de construcción dos plantas que son San José I y San José II. Estas dos plantas reciben las aguas turbinadas de Santa Isabel, que está por el orden de los 13 Metros Cúbicos/Segundo, y a través de un embalse de aguas claras, nuevamente hacemos el mismo procedimiento que hacemos de Corani hacia Santa Isabel, de Santa Isabel hacia San José I. Es un embalse de aguas claras con un volumen de 130,000 Metros Cúbicos y los conducimos a través de un túnel de conducción hasta una planta que es denominada San José I, donde se va a generar por el orden de los 55 Megavatios. Son dos Turbinas Pelton, ya no de eje horizontal sino vertical, y así sucesivamente esas aguas turbinadas pasan a otro embalse de compensación que se llama Miguelito, que es uno ya más pequeño de 45,000 Metros Cúbicos, y a través de otro túnel de conducción, nos lleva a una segunda planta que es la denominada San José II. En San José II se van a generar 69 Megavatios con el mismo sistema de dos Turbinas Pelton de eje vertical. Es así que estamos desarrollando la cuenca del Paracti y al finalizar el proyecto San José II, ya tendríamos una acumulación de recurso hídrico y llegamos a los 23 Metros Cúbicos/Segundo.

Es importante destacar que la sumatoria de San José I y San José II van a ser 124 Megavatios adicionales al sistema. Estamos con un avance de un 42%, y se está avanzando bastante en lo que se refiere a obras superficiales, como algún embalse de aguas claras, las tomas de Santa Isabel, del Río Málaga, el Río Antara. Estamos haciendo desarenadores, los canales de conducción hacia el embalse de aguas claras, y finalmente ya hemos alcanzado la perforación de diez Kilómetros y medio. También hay otro frente que ha empezado ya en el revestimiento mismo del túnel, a 1,600 Metros estamos ya haciendo un revestimiento con hormigón, que implicaría ya el terminar la construcción del túnel para comenzar a realizar las pruebas hidráulicas para ver las resistencias y ese tipo de asuntos importantes. Lo cierto es que estamos muy optimistas porque esta fortaleza del embalse nos va a permitir hacer una apropiación racional de todo ese recurso hídrico en toda la cascada.

Por otra parte, hemos avanzado bastante en el diseño final de la próxima planta que se llama Banda Azul. Esta es nuestra quinta plata que va a generar 150 Megas, trae un túnel de conducción de 15 Kilómetros y está muy bien avanzado, pensamos licitarla en octubre.

Posteriormente a Banda Azul, tenemos un proyecto denominado Icona, al cual le sigue el proyecto Ambrosía, y finalmente el proyecto de Santa Bárbara. Pensamos que en toda la cuenca del Paracti, podemos alcanzar valores de 800 a 900 Megas en generación, y esto implicaría nuevamente colocar a Corani en una posición realmente espectacular porque implica también que nos estaríamos aproximando a la mitad de la generación actual que tiene Bolivia.

De manera paralela, estamos realizando toda la ingeniería básica de estas plantas, estamos haciendo todo lo que se refiere a la topografía, estamos haciendo las perforaciones que son pruebas geológicas para ver con qué suelos contamos, estamos haciendo fracciones sísmicas, estamos haciendo pruebas hidráulicas, también corridas en las plaquetas que tenemos para ver qué resultados vamos a obtener en estas plantas.

Corani, siempre con la ambición que nos ha caracterizado, estamos avanzando también en el estudio de una cuenca que es paralela a la del Paracti, que se llama Juntas Corani, y el potencial hidroeléctrico está por el orden de los 5,000 Megavatios, es decir que es un potencial realmente muy prometedor, y nosotros no pensamos llegar a esas proporciones pero por lo menos sí desarrollar dos plantas, ya que tenemos muy buenos caudales y muy buenas caídas, por lo cual implicaría generar la planta posiblemente Villa Jorca (todavía no está definido el nombre), que nos podría generar unos 400 Megavatios por las condiciones que tenemos.

Otro elemento principal en esta zona es que no tenemos todavía lo que son los problemas sociales, ya que no está habitada. A veces en esta etapa del desarrollo de nuestras plantas llega a ser más complicado el factor social que el técnico, finalmente el técnico se puede volver a calcular, se puede recomponer una posición técnica fácilmente porque eso está en nuestras manos, en cambio la parte social es bien conflictiva. Hemos comprendido también elementos que nos está enseñando la práctica del desarrollo de estas plantas en el sentido de que hay que empezar a compartir los recursos hídricos. En las próximas plantas como la de Ambrosía, Santa Bárbara, se están tomando previsiones para hacer presas derivadoras, que una vez turbinado el recurso hídrico y que se genere energía, podamos compartir con el ser humano para riego, para industria y para uso general del ser humano.

En resumen estos son los proyectos en el sector hidroeléctrico, estamos muy comprometidos en desarrollar este tipo de plantas. Es preciso indicar que es un aporte importante el que estamos haciendo para el sector eléctrico porque establece condiciones más propicias en el campo ambiental como también en el campo de mejor utilización de nuestros recursos.

El embalse más grande de Bolivia

Establecer nuevamente la importancia que tiene para el sistema el embalse, el embalse es lo más importante que tenemos, no podríamos haber desarrollado otra cosa más significativa porque si uno se pone a pensar, es una presa de 30 Metros de altura la que tenemos en Colomi y tiene una longitud de coronamiento de 365 Metros, podemos embalsar 147 Hectómetros Cúbicos, es una muy buena cantidad, es el embalse más grande de Bolivia. Si nos fijamos en otros proyectos, por ejemplo Misicuni, para embalsar casi la misma cantidad de volumen requiere una presa de 120 Metros de altura con una longitud de coronamiento de más de 600 Metros.

Es muy importante que apoyemos, que como Estado podamos dar todo el soporte a este emprendimiento, además de que es un anhelo que ha estado guardado por más de 40 o 50 años, estamos empezando a generar este tipo de proyectos después de mucho tiempo. San José es un proyecto que ya se estudió hace muchos años, el año 1972 ya se empezaron a considerar estos proyectos.

Desarrollo de las Energías Alternativas

Otro campo que tiene la empresa Corani es el desarrollo de las energías alternativas como tal. Nosotros logramos un emprendimiento, como yo le llamo, histórico y emblemático con el aprendizaje de esta tecnología que es la energía eólica.

A fines del 2012 firmamos un contrato para una planta piloto, donde se proyectó construir dos aerogeneradores con la tecnología Direct Drive, con una potencia instalada de 1.5 Megavatios por aerogenerador. Se trata de un emprendimiento que realmente ha abiertos caminos, ha abierto la tendencia para empezar con la construcción de este tipo de proyectos, y realmente nos ha ido muy bien.

Consecuentemente a esto, hemos pasado a una segunda fase que es Qollpana Fase II, donde ya se ha terminado la instalación de ocho aerogeneradores con 3 Megavatios cada uno y una potencia total de 24 Megavatios. A parte de esto hemos logrado construir una subestación y una línea de transmisión de 115,000 Kilovoltios hacia Arocaba para interconectarse al sistema principal que tiene el país.

El proyecto eólico es uno de los proyectos más limpios para compartir con la naturaleza porque no contaminamos, no hay aceites, no hay deshechos que puedan significar una real contaminación. Lo más grave que tiene este tipo de proyectos, y que ya se ha minimizado, es el comportamiento de las aves, a veces hay aves que pueden llegar hasta perecer en ese entorno, sin embargo aún este defecto es bastante pequeño. Además es un proyecto en el cual se pueden compartir las actividades con la gente de la región, del sector, por ejemplo en Alemania hay muchos parques donde se está haciendo este tipo de generación y podemos ver que existe una interrelación directa entre el ser humano y la generación de energía eléctrica porque se hacen sembradíos, se puede hacer algo de ganadería, se puede participar con todas estas acciones.

Pero la pregunta es ¿de dónde se obtiene la energía eléctrica en el viento? Explicar que el contenido energético que tiene el viento es igual a la tercera potencia de su velocidad. Qollpana es un sector realmente privilegiado, donde las condiciones de viento son bastante importantes, es decir tenemos una buena velocidad, tenemos periodos de continuidad, entonces es un proyecto en el cual extraemos la energía cinética del viento para transformarla en energía mecánica y finalmente, a través de un generador, convertirla en energía eléctrica.

Estamos en una etapa de expansión en la construcción de parques eólicos, tenemos en carpeta la construcción de nuevos parques adicionales, cuatro en Santa Cruz, dos en Warnes, uno en San Julián, otro en El Dorado y finalmente otro parque en Tarija que se llama La Ventolera. Paralelamente estamos desarrollando la tercera fase de Qollpana, es decir Qollpana III, donde pensamos llegar a una instalación de unos 51 a 54 Megavatios adicionales, esto implica la instalación de entre 17 y 18 aerogeneradores adicionales a los diez que ya tenemos.

Este es un sistema bastante interesante, es un sistema nuevo para los bolivianos y realmente estamos comprometidos con la expansión de estas políticas porque principalmente vamos a mejorar nuestro medio ambiente, dirigiéndonos cada vez más hacia la menor contaminación, y en segundo lugar vamos a mejorar las condiciones de nuestros recursos naturales.

Ingeniero Carlos Rocabado Z.

Gerente General de la empresa Corani S.A., filial de ENDE Corporación
Un cochabambino decidido, emprendedor y con una amplia formación

Boliviamag no solamente conversó con el Ingeniero Rocabado acerca de los proyectos hidroeléctricos y de energías alternativas para el país, sino también acerca de la trayectoria y formación que él tuvo para poder llegar a un puesto tan importante como el que tiene actualmente como Gerente General de Corani S.A. en su quinta gestión.

Yo soy cochabambino y estudié el grado de primaria y secundaria en mi respectiva ciudad natal. El año 1971 me presenté a la Universidad de Valparaíso en la Santa María, donde postulé para ingresar, pero a los seis meses me ofrecieron una beca en Rusia, que en esa época era la Unión de Repúblicas Socialistas. Acepté la beca y me fui a estudiar a la Unión Soviética, comenzando mis estudios el año 1972 y concluyendo en 1979.

Soy Ingeniero Mecánico de profesión. Retornando a mi país, trabajé en varias empresas importantes:

  • Fui Asesor Técnico de la Alcaldía Municipal de Cochabamba, para después pasar a la planificación del Parque Industrial de Santivañez.
  • Trabajé algunos años en la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL). Estuve en el equipo de proyectos de ingeniería de esta empresa en la ciudad de Oruro. Realizábamos proyectos para todos los centros mineros, entonces conozco los sistemas que se utilizan en las minas. Trabajé también en el sector de bombas hidráulicas, en todo lo que significa transporte en las minas, en los ingenios, en plantas de secado.
  • Finalmente, cuando ya se iba a cerrar COMIBOL por problemas financieros, pasé a ser parte del equipo de la Fábrica Nacional de Explosivos en Cochabamba, FANEXA en Santivañez. Comencé desde la instalación de la empresa y pasé a ser Jefe de División de Mantenimiento de la fábrica.
  • Posteriormente, dejé la superintendencia para después derivar en la actividad privada. Me retiré de FANEXA el año 1989 y empecé a ejercer mi carrera de manera privada mediante contratos con distintas empresas. Me dediqué a la construcción, tengo una empresa del sector de metal mecánica. Trabajé también en la construcción de correas transportadoras, silos, calderos, maquinaria para la construcción, molinos. Esta ha sido mi actividad principal en la última década del siglo pasado.
  • Finalmente, retorné al sector eléctrico mediante contratos que me dio SIEMENS para la construcción de súper estaciones y pequeños tramos de línea. Construí la súper estación de Entre Ríos, en la localidad del Chapare para la empresa ENDE Andina.
  • Una vez que concluí ese trabajo, realmente alcanzamos tiempos muy ajustados y muy comprometidos, donde finalmente, a los meses, me invitaron a que sea Director de la empresa Corani. Por un año, es decir durante una gestión, fui Director de Corani.
  • Al año siguiente, me invitaron a ocupar la Gerencia General de Corani, y actualmente estoy en mi quinta gestión. Ya son cinco años que estoy en Corani, soy el Gerente que más tiempo ha durado, mis dos antecesores duraron un año.

Yo pienso que ha sido algo coincidente porque Corani S.A. se ha desarrollado bastante, realmente ha despertado en el sector con una cartera de proyectos muy importantes y muy grandes. Corani siempre ha sido una empresa fundamental para el sector eléctrico, yo creo que es la empresa base, es la empresa que soporta todo el sector eléctrico.

La receta para alcanzar el éxito

Yo creo que lo importante sin duda es tener primero una buena preparación. Sin embargo, creo que algo que también es muy importante es la toma de decisiones. El saber tomar decisiones es algo que a mí siempre me ha ayudado, es algo que ha sido muy significativo en mi vida y me ha diferenciado de excelentes profesionales. Tomar decisiones precisas, decisiones correctas para poder avanzar.

Yo siempre he considerado que el manejo de proyectos es algo complejo, pero al mismo tiempo hay que tomarlo desde el sentido más sencillo. Pienso que el manejo de proyectos es como el manejo de una orquesta, es decir que hay que saber mover todos los instrumentos y saber mover el sonido que podría producir ese grupo de instrumentos.

Yo estoy muy contento, me está yendo muy bien en los proyectos, sobre todo porque siempre hemos cumplido bien nuestros cronogramas, cumplimos bien con lo presupuestado, nunca nos salimos del elemento, que realmente es un orgullo para un ingeniero el poder cumplir con el presupuesto y el cronograma establecidos.

Este no solamente es un compromiso con la empresa Corani S.A., ni tampoco personal, es un compromiso con Bolivia y con el sector eléctrico.

Mensaje de un respetado ingeniero, con una inmensa trayectoria, para la juventud boliviana

El mensaje principal es que lo más importante para los bolivianos en este momento es prepararnos, además de recuperar nuestra confianza. Aquí en la empresa tengo gente joven muy talentosa, gente que ha conseguido post-grados, que ha conseguido estudios en el exterior, creo que lo importante es apropiarnos de una tecnología y apropiarnos de la capacidad como para poder enfrentar a cualquier grupo técnico de otro país.

A veces los bolivianos queremos ver al extranjero como alguien superior a nosotros y eso nos dificulta en desarrollar nuestras aptitudes y nuestros propósitos en la tarea profesional. Yo tengo mucha confianza en la gente joven, creo que es la gente que va a significar el re-cambio y la mejora en nuestro país, lo único que les puedo pedir es que se dediquen y estudien cada vez más.