El Reiki Y El Sobrepeso

El sobrepeso se ha vuelto un problema de difícil solución para muchos, aun sabiendo que para tener la figura y la salud que se quiere se deben hacer cambios en los hábitos alimenticios, así como incorporar actividad física regular a la rutina diaria, llevarlo a la práctica puede significar un gran desafío.

La industria de alimentos procesado lo hace más difícil, logrando que sea más accesible tener un bocadillo a la mano a cualquier hora y en cualquier lugar, que por lo general será lo que conocemos como comida chatarra.

No hay nada nuevo en esta información, de hecho, todo él quiere verse esbelto y sentirse saludable lo tiene muy claro. Entonces viene la pregunta ¿por qué tantas personas fallan en lograr este objetivo?

Las respuestas pueden apuntar en diferentes direcciones y todas deben ser consideradas a la hora de evaluar qué es lo que bloquea la posibilidad de lograr la meta. Existen factores fisiológicos que debe ser revisados por un médico, es un paso que nadie debe saltarse; pero sabemos que muchos de la lista de fracasados en esta meta ya fueron a nutricionistas, internistas y todos los profesionales de la salud que requerían; Pero nos olvidamos que aún teniendo en las manos el mejor plan nutricional y de ejercicios del mundo, hay un factor que solemos pasar por alto y se escapa de la medicina tradicional como son los factores emocionales.

La mayoría de intentos de bajar de peso se ven saboteados porque la voluntad de seguir un plan de alimentación sana empieza a flaquear cuando de manera inconsciente afloran las emociones que han impulsado por meses quizás años el comer de manera impulsiva o inadecuada, llenando con alimentos dañinos las carencias o desordenes emocionales sin resolver.

Muchas de las emociones que llevan a comer desenfrenadamente son la depresión, la ansiedad, las frustraciones, decepciones, ira, rabias, rencores entre otras. Todas éstas emociones pueden qué si las siente las reconozca y además tenga claro que las origina, o bien más comúnmente no sabe identificar porqué estos sentimientos afloran de un momento a otro y recurre a la comida para acallarlos.

Si has leído algo sobre Reiki, puedes saber que es una técnica de sanación holística que le puede ayudar a calmar la ansiedad regulando su energía, desintoxicando el cuerpo tanto de emociones como sustancias dañinas y progresivamente aliviar las causas que lo llevan a comer con descontrol. El cuerpo por naturaleza está equipado para auto sanarse, sólo que con los desequilibrios del diario vivir lo vamos afectando hasta bloquear esta capacidad de restaurarse y por consiguiente es cuando aparecen las enfermedades o como en el caso de este articulo el sobrepeso.

Nos vemos expuestos con frecuencia a situaciones que nos detonan las emociones y éstas nos llevan a atacarnos con comida, por medio de la técnica de REIKI y la meditación puedes ayudarte a bajar el estrés, a nivelar los centros de energía conocidos como chacras logrando que el organismo vaya recuperando su propio balance y que de manera natural pueda ir tomando decisiones saludables sin sufrir en dietas restrictivas o largas penas en un gimnasio. No se trata de que con Reiki seguirás comiendo “comida chatarra” a tu antojo y estarás delgado y saludable, como comentamos al principio la fórmula para la salud y ser esbelto está en comer bien y moverse.

Por medio de las terapias de REIKI comenzaras a ser más consciente de tu cuerpo y de lo que estás haciendo al ingerir alimentos no saludables, el organismo al querer retomar su estado natural que es la SALUD te ira dando mensajes precisos de lo que ya no quiere ingerir y de lo que sí necesita, que serán verdaderos nutrientes. Así mismo las cantidades se irán adecuando a sus verdaderas necesidades, en resumen, será como si los aparatos de medición de tu organismo decidieran ponerse a trabajar y usted a escucharlos con atención.

Serás consciente que te alimentas para vivir, no vives para comer, que podrás sentirte satisfecho sin la necesidad de quedar lleno. Es decir, como en muchos otros resultados del REIKI te ayudara a que tu organismo recupere la capacidad de auto regularse.  Si cuentas con el plan de un nutricionista ideal, pero es la falta de voluntad quien te sabotea aquí puedes encontrar la ayuda que le falta, por eso el REIKI es reconocido como una terapia complementaria.

Ahora si eres de los que viene de una familia obesa debes estar pensando que para ti no hay solución, FALSO ¿hará falta que te recuerde la trillada fábula del abejorro? Olvídate de la ciencia y sus estadísticas, si el hijo de una pareja obesa engorda, en la mayoría de los casos es por los hábitos de alimentación que aprende en su casa más que por culpa de la genética.

Se puede acabar con la tradición de gordura en la familia, la cual trae conductas aprendidas desde hace muchos años incluso de ancestros. Pero es ahí otro campo que no es invencible para el REIKI, con la terapia puedes lograr que estos hábitos heredados puedan ser superados y cerrar el ciclo de tener que ser obeso por herencia.

Como bien sabemos la VOLUNTAD y la PERSEVERANCIA son la clave para lograr resultados, y también cuando faltan son la receta del fracaso. Es por esto que siendo comportamientos que dependen de nuestros pensamientos y nuestra fuerza interior es ahí donde debemos trabajar primero, ajustando nuestro YO interior, nuestras energías, canalizando las emociones de manera adecuada y limpiándonos de energías discordantes ayudamos a nuestro cuerpo a poder auto regularse y de forma natural encontrarnos en el peso y la figura ideal disfrutando de lo que comemos para alimentarnos bien y haciendo actividades que fortalecen nuestro cuerpo.

No rendirse ante las dificultades, no te responsabilices de todas tus aparentes debilidades, no siempre identificamos que el auto sabotaje a nuestras metas está basado en un descontrol psíquico y emocional.

Siéntate con un terapeuta de REIKI o cualquier otro de terapia de sanación holística que te de la confianza que necesitas y plantéale tu situación él sabrá como encaminar la terapia para ayudarte a superar estas barreras invisibles y a veces incompresibles para muchos.

El éxito depende de las acciones que emprendas para asegurarte un recorrido sin obstáculos, mucha fe en ti mismo y todo lo que imaginas se hará realidad.