La Alegría y Color De La Pasarela Del Bolivia Fashion Week

El Bolivia Fashion Week vivió un segundo día lleno de texturas, colores, y sobre todo la alegría de sentir la moda presente en Cochabamba.

La apertura del primer cuadro estuvo a cargo de la diseñadora de joyas Argentina Silvia Militello, la cual presento su colección denominada “Kelly”, una muestra de joyería llena de detalles sofisticados, clásicos y elegantes. La mezcla de materiales entre la plata, oro, perlas y piedras preciosas lograron que los diseños adquieran este toque delicado y chic.

Silvia Militello

El diseñador sucrense Gustavo García presentó una colección que resalta los cortes entallados, así como también, cortes más sueltos y vaporosos. Usando volúmenes, texturas y una paleta de colores sobria con toques de color vibrantes.

Gustavo Garcia

La alegría de la noche se la llevaron los niños, la diseñadora Heidy Estrada presentó una colección urbana, caracterizada por atuendos confortables y con un toque de estilo para los más pequeños.

Así mismo, Eduardo Limpias transporto la pasarela a la hora del té, al estilo “Alicia en el país de las maravillas”. La predominancia de colores pasteles y el brillo de las telas satinadas, aportaron a la pasarela un look de ensueño salido de un cuento.

Eduardo Limpias

Para cerrar el primer ciclo de la noche, la marca de la española Aghata Ruiz de la Prada nos presento su colección para niñas, la cual estuvo llena de colores vibrantes, estampados a rayas, arcoíris y, sobre todo, el reflejo de la alegría aplicado en prendas de algodón confortables.

Abriendo el segundo cuadro del BFW, el diseñador suizo Giovanni Lo Presti, deslumbro la pasarela con atuendos que reflejan sensualidad y glamour femenino. La tendencia y el eje central de está colección fue la combinación de transparencias, bordados y apliques metálicos.

Giovanni Lo Presti

Daniel Rua, el joven diseñador paceño, presentó una colección masculina urbana, con influencias ochenteras y mix print de materiales. El cuero, la mezclilla y los colores vibrantes como el rojo generaron estilismos para el hombre atrevido, seguro de sí mismo y con estilo 100% fashionista.

Daniel Rua

La propuesta contemporánea y estilizada de Daniel Parada trajo consigo transparencias, volados, brillos, mix de texturas que combinadas con los blancos y negros destacaron los atuendos.

La diseñadora cruceña Marioly Cruz deleito la pasarela con su colección para perritos. Una colección llena de ternura enfocada en el público amante en otorgar sofisticación y estilo a sus mascotas.

Marioly Cruz

Para cerrar la noche con broche de oro, Agatha Ruiz de la Prada, representada en está ocasión por sus hijos Cósima y Tristán Ramírez, deleito la pasarela con la característica de la marca: la felicidad.

La colección fue inspirada en los “íconos aghatistas”, como los corazones y dulces, combinados en prendas de colores vibrantes, texturas aterciopeladas y telas en transparencias. La tendencia oversized aplicada en las prendas aporta la comodidad ante todo en esta colección.

Agatha Ruiz de la Prada

 

Fotografía: Andres Herbas