Marcelo Suaznabar
“Un paseo en mi mascota” – Óleo sobre tela

Marcelo Suaznabar

Exitoso artista boliviano

Marcelo Suaznabar es un pintor boliviano que enorgullece al país entero con todas sus obras y reconocimientos a nivel internacional. Nació en la ciudad de Oruro en 1970, estudió en un curso de arte de temporada en la Universidad Católica de Santiago de Chile en 1992, y actualmente es un Artista autodidacta.

Boliviamag tuvo el privilegio de conversar con él, y a continuación, te dejamos la entrevista.

BM: ¿Desde qué edad comenzó a pintar? ¿Cómo nació el arte en usted?

MS: Desde los 6 años tuve mucha atracción por el dibujo, utilizaba lápices, carboncillos, pasteles, témperas y acuarelas. Al cumplir los 16, comencé a utilizar óleos, incentivado por mi tío Enrique, fotógrafo profesional. Él me proporcionó mis primeros materiales y luego comenzó a documentar todas las pinturas que yo ejecutaba.


Luego de un recorrido que realicé con mi hermano Marco por las iglesias y museos de Potosí, durante un viaje de trabajo de mi padre, comencé a utilizar óleos en soportes de madera interpretando todo lo que me había impactado en estas colecciones de arte virreinal, y realicé mis primeras pinturas sacras en una serie que se prolongó alrededor de cinco años.

BM: ¿Cómo son sus pinturas? ¿Cuáles se podría decir que es su esencia y/o estilo?

MS: Podría decir que mis pinturas están en una corriente surrealista, o dentro de un realismo mágico por la naturaleza en sus formas, con animales, objetos o personajes que experimentan extrañas transformaciones y que converjan en escenarios oníricos creados intencionalmente.

BM: ¿Tiene alguna inspiración específica? ¿Cuál o cuáles?

MS: La inspiración proviene de varias fuentes. En un inicio, durante los primeros cinco años de mi carrera (1986-1992), mi inspiración fue el Arte Barroco Colonial con una fuerte influencia de los maestros de la colonia como Melchor Pérez de Olguín, Gaspar Miguel de Berrios, Bernardo Bitti, El maestro de Calamarca y Leonardo Flores, entre otros.
Con el tiempo fue cambiando y la inspiración fue diversificándose cada vez más. Ahora podría decir que me conmueven temas de interés común como el paso del tiempo, la fragilidad de la naturaleza, el hombre y los avances de la tecnología, las tentaciones, los cambios de nuestro ecosistema y el laberinto de la mente humana. Otra fuente de inspiración o desconexión de la realidad podría ser la música, la cual me permite soñar despierto y dar rienda suelta a la imaginación.

BM: ¿Dónde queda su taller de trabajo?

MS: Mi taller actual está situado al sur de la ciudad de Newmarket en Ontario, Canadá, a 45 minutos al norte de Toronto.

Panorámica del taller de Marcelo Suaznabar

BM: ¿Cuáles han sido sus exposiciones, ventas, eventos y/o actividades más importantes?, ¿por qué son importantes? ¿Cómo se siente con cada una de ellas o con algunas en específico? 

MS: Puedo decir que tengo varias muestras individuales en las que logré exhibir un buen número de obras de gran formato. Algunas de estas obras se encuentran en:

  • Museo Nacional de Arte, La Paz-Bolivia (2000).
  • Museo Metropolitano de Monterrey. Monterrey - México. (2008).
  • Museo Ex-Convento del Carmen, Guadalajara - México (2010).
  • Art Gallery of Durham. Durham-Canadá (2012).
  • Corporación Cultural de las Condes. Santiago de Chile (1997)
  • Galerie Saint Ambroise. Montreal – Canadá.

En cuanto a las adquisiciones que se hicieron de mi obra a colecciones públicas, puedo decir que en definitiva resulta muy grato saber que puede estar expuesta de forma permanente a las miradas de un público que la pueden criticar o simplemente interpretar. Todo esto aporta mucho a la continuidad y al desarrollo de la carrera. En cuanto a estas, pertenecen a colecciones públicas como:

  • Museo Nacional de Arte. La Paz – Bolivia.
  • Museo Rally. Punta del Este – Uruguay.
  • Centro de Arte de Baie St. Paul. Quebec – Canadá.
  • Colección Sayago & Pardon. Miami-USA.
  • Colección Arte Al Límite. Santiago de Chile.

También cuento con varias muestras colectivas en Toronto, Montreal, Ciudad de Guatemala, Hamburgo, Santa Fe, Nueva York y Miami.

BM: Ahora que sabemos que tiene bastante presencia en el exterior, ¿cómo fue que logró mostrar su talento más allá de Bolivia?

MS: Siempre supe que tenía que explorar y tocar puertas. Empecé haciendo esas largas caminatas en nuestro país y luego en Santiago de Chile, más adelante en casi todas las capitales de Sudamérica, y después en Estados Unidos y Canadá. En muchas ocasiones las puertas se cerraban pero también se abrían, esta experiencia me enseñó a luchar y no bajar la guardia, seguir y seguir trabajando.

Marcelo Suaznabar junto a Csilla Csiki y Peter Alexandre Por en la Galería Articksok en Toronto, Canadá.

BM: ¿Cuál ha sido el camino para ir creciendo y alcanzar cada vez más éxito?

MS: Creo que la perseverancia y el compromiso dan un resultado positivo en cualquier disciplina. Trabajar constantemente y trazarse nuevos retos es algo que mantiene la creatividad en movimiento y como resultado se podría asociar un cierto éxito. También el hecho de poder trabajar con varias galerías que me representan en distintas ciudades como Toronto, Monterrey, Osaka, Santa Fe, Miami y Buenos Aires me mantienen muy ocupado con muestras individuales, colectivas, y en ferias internacionales de arte alrededor del mundo.

BM: ¿Qué puede decir u opinar sobre el arte de la pintura en Bolivia? ¿Cómo cree que se encuentra esta área en nuestro país? ¿Cuáles son nuestras fortalezas y qué debemos mejorar? 

MS: Bolivia siempre tuvo muy buenos y talentosos artistas, pero no podría dar una opinión adecuada de lo que está pasando actualmente ya que estuve desconectado por mucho tiempo del movimiento artístico de nuestro país. Sin embargo, siguiendo un poco las redes, se puede percibir que se ha avanzado mucho y que el arte ha incursionado en las tendencias contemporáneas, pero quizás en cuestión de difusión y apoyo del público, sea o no coleccionista, todavía existen algunas dificultades.

BM: Como el gran artista que es usted, si pudiera emitir un mensaje para la juventud boliviana, ¿cuál sería? 

MS: Creo que la juventud hoy por hoy tiene como reto principal luchar por su futuro, atreverse a tomar riesgos buscando objetivos claros, estudiar y prepararse persiguiendo sus sueños y anhelos sin importar cuán grandes sean, cometer errores y aprender de ellos. Creo que en eso consiste la búsqueda y la esencia de su verdadera pasión, autoproclamarse vencedores y luchar por ello.


En el campo de las artes debemos tener claro que el futuro del artista es de total sacrificio, pero ese sacrificio se lo puede traducir como un placer. El poder encontrar lo que realmente le apasiona y dedicarse íntegramente a ello, tener un norte, un horizonte, hace que la entrega sea total. Perseguir sus sueños sin detenerse con las barreras que la misma sociedad nos impone, no mirar al futuro como un símbolo de dinero, al contrario, es hacer de su carrera una forma de vida.

Marcelo Suaznabar

Marcelo Suaznabar junto a Natalia Campero, cónsul de Bolivia en Miami

Premios para Marcelo Suaznabar

  • 2010

Segundo lugar Queen Elizabeth competition, The Artist Project Toronto. Toronto - Canadá.

  • 2009

Asistencia de Exhibición, Concilio de las Artes de Ontario. Canadá.

  • 2008

Artista Visual - Carrera media Concilio de las Artes de Ontario. Canadá.

  • 2002

Premio en Dibujo Art FUCUS, Toronto Metro Hall, Toronto - Canadá.

  • 1999

Mención Especial Salón Internacional SIART 1999 Museo Nacional de Arte, La Paz - Bolivia.

  • 1996

Distinción entre las doce personalidades de Oruro, Mesa Redonda Panamericana, Oruro - Bolivia.

Medalla al Mérito Artístico. Prefectura del departamento de Oruro. DIDEJU. Oruro – Bolivia

Mención especial Concurso España 91, Instituto de Cooperación Iberoamericana, Casa de España, La Paz – Bolivia

Murales

  • “El Juicio Final” Tríptico 180 x 500 cms, 1995 Centro de Arte de Baie Saint Paul, Quebec – Canadá
  • “Últimos Minutos” Políptico 240 x 360 cms 8 piezas, 1999 Colección del Artista.
  • “La Nusta y el Lagarto” 300 x 300 cms, 2001 bóveda central de la capilla del “Virgen del Socavón” Oruro - Bolivia.
  • “Monumento a la Soledad” 280 x 200 cms, políptico, 1999, Colección del Artista.

Galería de imágenes