Fleur de Lune: De lo imaginable a lo real
BoliviaMag/Andrés Herbas

Fleur de Lune: De lo imaginable a lo real

Una de las más importantes floristerías en el país liderada por un grupo de emprendedoras bolivianas propone una nueva tendencia en arreglos florales.

Hoy el diseño floral es un arte que trae consigo una línea de nuevas ideas, detalles y propuestas para distintas ocasiones. El concepto de una floristería usual ha cambiado y es así que en Bolivia se he estableció una nueva empresa que se distingue por un estilo europeo, sobrio y sencillo.

Fleur de Lune surgió bajo la idea de crear un emprendimiento familiar que en Cochabamba no se veía aún. Hace dos años, Cecilia Sainz (34), junto a su esposo Gabriel Eduardo e hijos, volvieron a Bolivia después de vivir diez años en Ginebra, Suiza. Ambos llegaron con la mentalidad de crear una florería un tanto diferente a lo común.

Brisa López Videla (26) hermana de Gabriel, junto a su mejor amiga Pamela Prudencio (27) decidieron embarcarse a ese nuevo proyecto como tal. Según indica Cecilia, todo el camino que se necesitaba construir para lograr una posición en el mercado, reconocimiento y diseño de la propia marca fue un trabajo que lo hicieron todas juntas.

“Todas nuestras ideas y las de ellos tenían algo en común. Fue química instantánea y de metas iguales que nos permitió lanzar el proyecto lo más rápido posible y de acordar en muchas cosas” aclara Brisa.

Para ellas cuando se trata del trabajo que realizan en Fleur de Lune, se basa en el fruto de fortalezas que cada una posee. La experiencia, el estudio, la personalidad y la creatividad son principales características de este equipo.

Antes de Fleur de Lune, estas mujeres emprendedoras forjaron su camino en distintas ramas y experiencias laborales. Cecilia Sainz es Ingeniera Comercial, quien trabajo en la Universidad de Ginebra como coordinadora de tres Postgrados en Marketing y Bussiness. Mientras que Brisa López es Licenciada en Marketing y Publicidad, empezó a trabajar en una agencia de publicidad antes de Fleur de Lune. Por otro lado, esta Pamela Prudencio quien es Diseñadora Gráfica, quien trabajaba como FreeLancer, haciendo diseños, marcas e imagen. Hoy, ella sigue trabajando en el diseño gráfico pero enfocándose sobre la imagen de Fleur de Lune.

“Cada una tiene un toque de creatividad grande en cada una de las áreas que nos especializamos, eso permite la innovación de diferentes puntos de la empresa” indica Cecilia.

Cuando se trata de tareas específicas, ellas detallan que cualquier de las tres puede encargarse de cualquier trabajo. Aseguran, que solamente cuando ciertas fechas importantes se acercan, como ser el Día de la Madre o San Valentín, es preferible que cada una se encargue de su fuerte y su mejor habilidad para así lograr una optimización de tiempo. Por ejemplo en esos casos, Brisa se encarga de hacer los bouquets florales que necesitan terminarse rápidamente, Pamela de los arreglos más grandes y ostentosos y Cecilia de los armados de flores más pequeños que necesitan más detalle y paciencia.

Al hablar con ellas de sus metas a futuro, cuentan que quieren crear y proponer nuevos productos como nuevos envases para flores, una nueva línea de empaques y tarjetas de la misma marca.

“Buscamos sorprender al público con nuestros productos. Nos atrevemos a hacer cosas nuevas que nunca lo hemos hecho y en buscar nuevas ideas diferentes a lo que hacemos” afirma Pamela.

Creciendo paso por paso

Brisa nos cuenta, que desde el primer momento en que se trazaron el proyecto de formar un negocio como el de Fleur de Lune, su principal objetivo era crecer con la apertura de nuevas sucursales en el país.

La primera sucursal inaugurada fue en la ciudad de La Paz en la Zona Sur, esta misma se estableció como franquicia. “En este caso, nosotras debimos especificar aspectos sobre la técnica del arreglo floral, los envases que utilizamos, los productos que  deben salir a nivel nacional y hasta la imagen de nuestra página de Facebook. Todo tiene que tratar de estar lo más estandarizado posible” indica Cecilia.

Asimismo, un año más tarde, la segunda sucursal fue abierta en la ciudad de Santa Cruz ubicada en la Zona de Equipetrol. Está misma a diferencia de la tienda de La Paz, está instituida como sociedad, esto quiere decir que el grupo de fundadores de Cochabamba tienen una participación mayorista en todas las oportunidades o pérdidas del negocio.

Emprendedoras para Bolivia

Según este grupo tan carismático de mujeres emprendedoras, consideran que las mujeres de hoy en día no deben dejar de buscar oportunidades. Más aún, creen que con una idea bastante clara y concreta se puede llegar a construir y emprender en lo que uno desea.

Cecilia recomienda a las mujeres y hombres en ser creadores y más innovadores, por otro lado Brisa opina que las mujeres no deben tener miedo y deben poder hablar fuerte, defender sus ideas y saber cuándo escuchar a los demás.

“Mujeres, hombres siempre deben trabajar sobre una autoestima fuerte, esto quiere decir que no debemos aceptar que otras personas nos pongan obstáculos en nuestro camino como tampoco uno mismo no debe hacerlo” agrega Brisa.

Al mismo tiempo, Pamela piensa que lo principal es saber si la idea de uno puede tener éxito, uno debe encontrar la forma de vender esa idea.